Sillas con ADN

Cómo diseñarías la silla perfecta? Jan Habraken y sus equipo de diseñadores de FormNation decidieron dejar de buscar la formaperfecta e investigar sobre la idea de que quizá ya exista. Si una silla tuviese ADN, ¿cómo serían sus desdendientes? y si tuviesen que sobrevivir los más capacitados, ¿qué elementos serían los que se acerquen más a la perfección? En todas estas preguntas y la búsqueda del diseño “victorioso” se basa “Chairgenics”.

16192

A la hora de establecer parámetros para una hipótesis técnica, Formnation considera la composición genética de las sillas en términos de ergonomía, durabilidad, la construcción, sus costos y estética; y la asignación de un valor de 1 a 10 para cada pieza de mobiliario. Habraken basa sus valores estéticos en el volumen de búsquedas de Google y Yahoo, con mínimo sesgo en el diseño.

Al colaborar con Uformia, un pequeño grupo californiano – noruego, que se especializó en modelado 3D volumétrico y el especialista de “morphing”, Mathieu Sanchez, Formnation desarrolló su plug-in personal para Chairgenics en rhino, que resulta en una mejor reproducción automatizada hacia la silla definitiva. La primera generación de Chairgenics empleó modelos basados en coordenadas y requirieron una selección laboriosa a mano de triángulos móviles y puntos – que ajustaron aún más el software para imitar el mundo genético. “Por ejemplo, en la cría de un pollo, tú no terminas con 50% pollo y 50 % gallina, sino que se intercambian diferentes rasgos desiguales”, explicaba Jan Habraken. “El software ahora puede controlar cada porcentaje de cada elemento de la silla. Vimos formas y diseños que nunca hubiéramos podido imaginar nosotros mismos.”

El equipo también se encontró con dificultades de “cría” en las primeras formas, y se concluyí que no todas las sillas son buenas compañeras entre ellas. Por ejemplo, el respaldo de algunas sillas desapareció, mientras que quedó el asiento. También se encontraron tendencias hacia la “obesidad” en la reproducción de ciertos modelos. Generaciones posteriores de sillas fueron dramáticamente mejoradas mediante la adición de límites anatómicos dentro del software SYMVOL, permitiéndole a Formnation controlar el crecimiento en cada ‘parte del cuerpo’ y evitar la endogamia.

Con el auge de la impresión 3D, muchos fabricantes y diseñadores están comenzando a preguntarse hasta qué punto la tecnología puede ayudar a perfeccionar el diseño y optimización de la producción. ¿Estaremos en el camino correcto para la silla definitiva? Para los que tengan la suerte de poder visitarlo y juzgarlo, pueden visitar el  museo MAD en Nueva York, donde los primeros modelos 3D impresos a escala real de Chairgenics estarán en exhibición en el ‘out of hand’ (Hecho a mano), materializando la era postdigital, desde 14 de octubre 2013 hasta el 6 de julio de 2014.

chairgenics1 16192-2 16192-1 16192-5

 

 

Anuncios
Etiquetado ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: